En el sexto episodio de Hijos del Aquila. los tres leones del Nilo se preparan para abandonar Eboracum pero, Publio Décimo, les hace esperar innecesariamente antes de devolverles las tablillas.

Cornelio monta en cólera y se comporta de manera arrogante y autodestructiva. Únicamente la intermediación conciliadora de un centurión le salva de un castigo severo.

Durante el camino al castra de Coria, son sorprendidos por un grupo de guerreros parisi. Los tres amigos luchan con arrojo y ferocidad… Y entonces, para horror de sus compañeros, Larmis libera a la bestia interior.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Dejar un comentario